02 Apr DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MAYORES 2019

Hace apenas unas horas que cerrábamos el Día Internacional de las Personas Mayores y, como todos los años, es un buen momento para hacer un análisis de las diferentes propuestas y cuestiones que desde la mayoría de las instituciones públicas y privadas ponen de manifiesto en un día pensado originariamente para destacar la contribución de estas personas a la sociedad. Aunque por desgracia en muchas ocasiones estas propuestas suelen quedarse en simplemente eso, en una mera declaración de buenas intenciones, en ocasiones también nos sirven para conocer los principales puntos a tratar dentro del ámbito de la gerontología y para marcar ciertos puntos de partida a la hora de intervenir con este colectivo.

A continuación vamos a hacer un repaso por las principales cuestiones que se han ido poniendo de manifiesto en los actos conmemorativos del 1 de octubre y vamos a analizar la repercusión de cada uno de ellos:

El primer concepto que debemos destacar es la masiva presencia del Envejecimiento activo, como bien podemos ver en la campaña iniciada desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en el acto celebrado en la Sede del Imserso de Madrid bajo el lema “Elige ActivEDAD” y cuya imagen sirve como punto de inicio de esta entrada. En este acto, María Luisa Carcedo, Ministra en funciones de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha destacado la importancia de tener un envejecimiento activo y saludable, la prevención de enfermedades a través de un estilo de vida adecuado y la importancia de la longevidad y de la calidad de vida en este aumento de la esperanza de vida que a día de hoy se está produciendo en nuestro país. Sin duda se trata de un concepto habitual cuando nos referimos al desarrollo de políticas y proyectos relacionados con el ámbito de la gerontología y que, unido al concepto de las ciudades amigables con las personas mayores, marcan la hoja de ruta de cualquier proyecto que se precie.

Otra de las cuestiones más abordadas en los diferentes actos conmemorativos ha sido nuevamente el crecimiento del número de personas mayores de nuestra sociedad previsto para los próximos años. Como bien sabemos España cuenta con una previsiones en materia demográfica que indican que en las próximas décadas el número de personas mayores duplicará el número actual, encontrando el dato más relevante al referirnos al año 2068 donde las previsiones indican que el porcentaje de personas mayores en nuestro país será mayor del 30%, duplicando las cifras que manejamos actualmente. En este sentido no solo debemos preparar la sociedad para este crecimiento exponencial que se prevé, sino que todas las prestaciones y servicios dirigidos a este ámbito deben adaptarse a una mayor demanda y a una adaptación a las necesidades reales de esta población.

La discriminación o, como ya se conoce dentro del ámbito, los edadismos son otro de los puntos clave de este 1 de octubre. Como ocurre en otros muchos sectores del ámbito social los estereotipos son otro de los problemas a los que nos enfrentamos a diario las personas que trabajamos en el ámbito sociosanitario. Relacionar a las personas mayores de forma directa con cuestiones como la falta de autonomía, los problemas de salud, la dependencia de terceras personas o, en ocasiones, con la falta de expectativas futuras, es otra de las cuestiones que perjudican a este colectivo y que en ocasiones generan un estigma que limita e interfiere en el desarrollo de estas personas. Parar luchar contra los edadismos son muchas las instituciones y organizaciones que llevan años luchando contra la discriminación y la asignación equivocada de roles en una sociedad en el que, como hemos podido ver en datos anteriores, las personas mayores irán tomando cada vez más relevancia.

Por último no podemos terminar l recorrido del día internacional de las Personas Mayores sin hacer referencia a las nuevas prestaciones y modelos de atención. Al igual que sucede en otros ámbitos, la gerontología ha experimentado un crecimiento y una evolución muy importantes en los últimos años. Conceptos como la calidad de vida, la atención individualizada y la autodeterminación de los/as usuarios/as son claves en la atención gerontológica y a día de hoy no se entiende sin ellos. Por este motivo cada vez son más las organizaciones que ponen esto de manifiesto y desarrollan nuevas formas de atención que se ajustan a las necesidades reales de las personas mayores de nuestra sociedad, dando por sentada la atención de las necesidades básicas de las personas y evolucionando hacia modelos basados en la dignidad y en las preferencias de los mayores.

Estos son algunos de los conceptos más repetidos dentro de una jornada que busca crear conciencia de la necesidad de intervención con las personas mayores. Son muchos los retos que todavía quedan pendientes a la hora de intervenir con este colectivo, empezando por la soledad no deseada y llegando hasta cuestiones tan complejas como son el abordaje de las pensiones y la Ley de Dependencia. En cualquier caso cualquier esfuerzo y cualquier proyecto basado en la intervención gerontológica estarán justificados teniendo en cuenta las previsiones en materia de envejecimiento con las que contamos y la preparación que todas las instituciones y organizaciones deberían estar ya llevando a cabo para dar respuesta al crecimiento del número de personas mayores al que hacíamos referencia.

Fuente: Rubén Yusta Tirado (https://trabajosocialgerontologico.wordpress.com/)

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *